Archivo de la etiqueta: Santidad

Mi encuentro con el espíritu Santo(Ruaj Ha Kodesh)

Parte de mi testimonio…

Avivamiento genuino para Venezuela…

 Porque el hijo del hombre vino a buscar y salvar lo que se había perdido (Lucas 19:10)

¿Que Fue lo que se había Perdido? El Señorío del Eterno en la humanidad, aun cuando tenía a Israel reuniéndose en las sinagogas. Nuevamente Dios interviene y esta vez en Venezuela, viene a buscar y a salvar lo que se perdió fuera y dentro de la iglesia. Eso es AVIVAMIENTO…

Dios Padre tiene diseños gloriosos con Venezuela, por lo cual está preparando la gente y las circunstancias, para llevar a cabo su obra. Aquellos que saben esto y viven para este santo propósito que es el avivamiento de la nación, son una minoría, son un grupo pequeño que esta siendo excluido de las mega iglesias, porque llevan un mensaje diferente, un mensaje confrontador, un mensaje de santidad.

Cuando hablo de avivamiento no hablo de un montón de gente asistiendo a la iglesia donde todo es permitido, donde la santidad es religiosidad, donde hay más un ambiente de club que de temor reverente, donde a la manipulación le llaman gloria. (Mateo 15:8 Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí.)

Avivamiento es el gobierno  del Eterno en el corazón del hombre, es la activación de la voluntad de Dios en mi vida.

Hoy en día la iglesia cristiana tiene un gran número en las estadísticas, sin embargo cada vez más la iglesia esta perdiendo su sabor, la sal de la tierra aunque numéricamente ha crecido, ha perdido su esencia y se está volviendo insípida. Indiscutiblemente el avivamiento de un pueblo, de una nación no es número, es entrega, es cruz, es santidad, es una vida rendida a quien la redimió. Que fácil es recibir a Cristo como Salvador, Pero avivamiento es hacerlo Tu Señor. Si el señorío de Cristo no está en la iglesia, no hay avivamiento aunque ya no hayan sillas donde sentarse y se este reventado el templo del gentío.

Dios instaurará su reino en Venezuela y traerá reformas poderosas, no solo oro para que los perdidos en el mundo se arrepientan y puedan disfrutar de ello, oro porque las ovejas perdidas de la casa también se arrepientan y vivan el verdadero avivamiento.

Hoy por hoy le escribo a mi amada minoría, la que no ha doblado sus rodillas a Baall, al remanente que ama esta visión gloriosa, a los que no son entendidos y les tildan de religiosos y fanáticos  sus mismos hermanos, a los que les ha sido revelado este santo propósito. Un día estarán allí participando de lo que sus lágrimas sembraron. (Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman 1 Cor.2:9)

Padre: Que venga tu reino y que todos tus diseños sean hechos en la tierra, que se establezca tu Señorío en nosotros y a través de nosotros. En el nombre de Jesús, Amén.

Bendiciones y abrazos…

TOMANDO LA POSICIÓN DEL REY (PARTE II)

Zacarias.3:1-7

Dios trata directamente con las autoridades que El mismo ha establecido, haciendo todo lo que sea necesario para restaurarlas,(con sus excepciones), pues se puede ver en el v.5 como visten de ropas nuevas al Sumo Sacerdote, especiales para continuar ministrando por orden del Señor. Notemos que las vestiduras De Josue se las pusieron, lo cual nos enseña que Dios les da vestiduras a sus autoridades según las tareas o responsabilidades que El mismo les haya asignado, ademas queda muy claro que las vestiduras se las manda a poner El, y creo que vestiduras en este contexto representan “limpieza, santidad y autoridad”.

Aun Jesus respeto las autoridades establecidas, (Mateo.26:63-68). Pablo también lo hizo,(Hechos.23:1-5), por eso los demonios en Hechos.19:15 llegaron a decir a aquellos hijos de un judío llamado Esceva lo siguiente: “A Jesus CONOZCO, y SE quien es Pablo; pero vosotros, quienes sois?. Indudablemente los demonios se sujetan a quienes respetan las autoridades establecidas pese a sus luchas, desaciertos y debilidades.

Como dijo alguien: sin duda alguna la acusación es “el vomito del diablo”

Por otro lado todo el que esta en autoridad necesita saber que por encima de el esta la máxima autoridad que es el Dios que le llamo y lo separo para que ministre con temor y temblor delante de su presencia cuidando sus atrios, guardando sus mandamientos y gobernando su casa en total reverencia, santidad y pureza, con todo su corazón,(v.7), lo cual no es poca cosa. Bendiciones del Altísimo…