Archivo de la etiqueta: Arrepentimiento

#5 Oración para cerrar la puerta de la falta de perdón al maligno.

Oración Guía.

Citas Bíblicas: Sal 51, Mat 18:21-35, Efes 4:32, Isa 43:25, Miq7:19

Amado Padre Eterno vengo delante de ti con un corazón humillado, doblegó mi voluntad delante de ti, reconociendo que sólo en ti hay perdón y consuelo.
Vengo con un corazón herido, doblado por el dolor, quebrado por el rechazo, roto por causa del abandono, el abuso y el maltrato. Vengo con mi alma hecha pedazos. Dame un corazón perdonado, saca de mi la infección, sana mis heridas.

Reconozco que he permitido que la ira, el resentimiento, el deseo de venganza se apoderen de mi corazón, confieso mi amargura.
Confieso que no he descansado en tu justicia, si no que la he tomado por mi mismo(a) pagando mal por mal, con mi boca y mis acciones. Oh Padre mío dame un corazón perdonado, lávame con la sangre del cordero, limpiamente de mi maldad, sácame de la casa de prisión, ponme tu cerco de protección, quita los tropiezos que el enemigo puso en mi camino para que no caminara en tu voluntad, dale dirección a mi vida, déjame ver tus propósitos, en el nombre de Yahshúa absuélveme y restituyeme.

Hoy cancelo la deuda, liberó a:(nombre las personas que le lastimaron) los perdono desde lo más profundo de mi ser por (Mencione lo que le hicieron)
Entrego toda justicia, toda venganza en tus manos, tu eres un Padre Justo que no pagará ni más ni menos de lo que cada quien merece, te remito mi caso y recibo tu paz.

Renuncio a todo sentimiento alimentado por el maligno, renuncio a la ira, al resentimiento, a mi amargura. Renuncio a tomar venganza por mi mano, a través de mis palabras y acciones. Renuncio a la tristeza, que estas heridas me proporcionaron, renuncio al daño que la falta de perdón ocasionó a mi alma y a mi cuerpo. Venga tú sanidad a mi vida, venga tu restauración Padre mío.

Ahora que he confesado mi pecado y he sido lavado(a) por la sangre del Mesías, que me redime, ahora que he sido perdonado(a) por cuánto también he perdonado, echo fuera de mi vida al maligno, lo resisto, y le ordeno que se vaya con su ira, enojo, resentimiento y amargura de mi alma y cuerpo, le cierro la puerta y lo obligo a marcharse en el nombre de YAHSHÚA nombre sobre todo nombre. AMÉN.

(ORACIONES DE PODER. Despierta Avivamiento)

Avivamiento genuino para Venezuela…

 Porque el hijo del hombre vino a buscar y salvar lo que se había perdido (Lucas 19:10)

¿Que Fue lo que se había Perdido? El Señorío del Eterno en la humanidad, aun cuando tenía a Israel reuniéndose en las sinagogas. Nuevamente Dios interviene y esta vez en Venezuela, viene a buscar y a salvar lo que se perdió fuera y dentro de la iglesia. Eso es AVIVAMIENTO…

Dios Padre tiene diseños gloriosos con Venezuela, por lo cual está preparando la gente y las circunstancias, para llevar a cabo su obra. Aquellos que saben esto y viven para este santo propósito que es el avivamiento de la nación, son una minoría, son un grupo pequeño que esta siendo excluido de las mega iglesias, porque llevan un mensaje diferente, un mensaje confrontador, un mensaje de santidad.

Cuando hablo de avivamiento no hablo de un montón de gente asistiendo a la iglesia donde todo es permitido, donde la santidad es religiosidad, donde hay más un ambiente de club que de temor reverente, donde a la manipulación le llaman gloria. (Mateo 15:8 Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí.)

Avivamiento es el gobierno  del Eterno en el corazón del hombre, es la activación de la voluntad de Dios en mi vida.

Hoy en día la iglesia cristiana tiene un gran número en las estadísticas, sin embargo cada vez más la iglesia esta perdiendo su sabor, la sal de la tierra aunque numéricamente ha crecido, ha perdido su esencia y se está volviendo insípida. Indiscutiblemente el avivamiento de un pueblo, de una nación no es número, es entrega, es cruz, es santidad, es una vida rendida a quien la redimió. Que fácil es recibir a Cristo como Salvador, Pero avivamiento es hacerlo Tu Señor. Si el señorío de Cristo no está en la iglesia, no hay avivamiento aunque ya no hayan sillas donde sentarse y se este reventado el templo del gentío.

Dios instaurará su reino en Venezuela y traerá reformas poderosas, no solo oro para que los perdidos en el mundo se arrepientan y puedan disfrutar de ello, oro porque las ovejas perdidas de la casa también se arrepientan y vivan el verdadero avivamiento.

Hoy por hoy le escribo a mi amada minoría, la que no ha doblado sus rodillas a Baall, al remanente que ama esta visión gloriosa, a los que no son entendidos y les tildan de religiosos y fanáticos  sus mismos hermanos, a los que les ha sido revelado este santo propósito. Un día estarán allí participando de lo que sus lágrimas sembraron. (Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman 1 Cor.2:9)

Padre: Que venga tu reino y que todos tus diseños sean hechos en la tierra, que se establezca tu Señorío en nosotros y a través de nosotros. En el nombre de Jesús, Amén.

Bendiciones y abrazos…