Archivo de la categoría: Oraciones y declaraciones reveladas

#5 Oración para cerrar la puerta de la falta de perdón al maligno.

Oración Guía.

Citas Bíblicas: Sal 51, Mat 18:21-35, Efes 4:32, Isa 43:25, Miq7:19

Amado Padre Eterno vengo delante de ti con un corazón humillado, doblegó mi voluntad delante de ti, reconociendo que sólo en ti hay perdón y consuelo.
Vengo con un corazón herido, doblado por el dolor, quebrado por el rechazo, roto por causa del abandono, el abuso y el maltrato. Vengo con mi alma hecha pedazos. Dame un corazón perdonado, saca de mi la infección, sana mis heridas.

Reconozco que he permitido que la ira, el resentimiento, el deseo de venganza se apoderen de mi corazón, confieso mi amargura.
Confieso que no he descansado en tu justicia, si no que la he tomado por mi mismo(a) pagando mal por mal, con mi boca y mis acciones. Oh Padre mío dame un corazón perdonado, lávame con la sangre del cordero, limpiamente de mi maldad, sácame de la casa de prisión, ponme tu cerco de protección, quita los tropiezos que el enemigo puso en mi camino para que no caminara en tu voluntad, dale dirección a mi vida, déjame ver tus propósitos, en el nombre de Yahshúa absuélveme y restituyeme.

Hoy cancelo la deuda, liberó a:(nombre las personas que le lastimaron) los perdono desde lo más profundo de mi ser por (Mencione lo que le hicieron)
Entrego toda justicia, toda venganza en tus manos, tu eres un Padre Justo que no pagará ni más ni menos de lo que cada quien merece, te remito mi caso y recibo tu paz.

Renuncio a todo sentimiento alimentado por el maligno, renuncio a la ira, al resentimiento, a mi amargura. Renuncio a tomar venganza por mi mano, a través de mis palabras y acciones. Renuncio a la tristeza, que estas heridas me proporcionaron, renuncio al daño que la falta de perdón ocasionó a mi alma y a mi cuerpo. Venga tú sanidad a mi vida, venga tu restauración Padre mío.

Ahora que he confesado mi pecado y he sido lavado(a) por la sangre del Mesías, que me redime, ahora que he sido perdonado(a) por cuánto también he perdonado, echo fuera de mi vida al maligno, lo resisto, y le ordeno que se vaya con su ira, enojo, resentimiento y amargura de mi alma y cuerpo, le cierro la puerta y lo obligo a marcharse en el nombre de YAHSHÚA nombre sobre todo nombre. AMÉN.

(ORACIONES DE PODER. Despierta Avivamiento)

Declaración de identidad, SOY HIJO(A)

Soy  hijo(a) de YÁHWEH, del único Elohim verdadero que hizo los cielos y la tierra. (Jn.1:12)       

He sido sumergido(a) He sido comprado(a) y redimido(a) por la sangre del Cordero, la cual fue derrama para el perdón de mis pecados, sangre que quita el pecado del mundo,  (1 Cor.6:20), (Jn.1:29).     

He nacido con un gran propósito y vivo para andar y hacer la obra que YÁHWEH preparó para mi desde antes de la fundación del mundo. (Efesios.2:10).                                                                                                       

Estoy en éste lugar porque es el plan de YÁHWEH para mi vida y no me iré ni moriré hasta que su voluntad se sea hecha mí, (Salmo.118:17).

No estoy abandonado(a) ni desamparado(a)  aunque ande en valle de sombra y de muerte mi Padre estará conmigo. (Salmo.23:4-6).               

 Mi identidad esta en YÁHSHUA. Soy todo lo que la TORÁH (Palabra) dice de mí, puedo hacer todo lo que ella dice que puedo hacer y tengo todo lo que ella dice que tengo. (Romanos.8:14-17).                     

 Soy arma de guerra en las manos de YÁHWEH el Elohim invisible para destruir fortalezas espirituales, soy arma letal y peligrosa para colocar a los enemigos del trono de Elohim bajo el estrado de sus pies. (1era Corintios.15:25).                                                                                         

Soy pueblo de YÁHWEH y las puertas del infierno no podrán contra mí (Mt.16:18).

Soy la manifestación de los hijos de YÁHWEH, soy la extensión de YÁHSHUA en la tierra, (Romanos.8:19).                                                             

Soy Un instrumento y un canal de gloria y honra en este lugar.  Soy un vaso de barro donde mi REY ha derramado de lo que ÉL es y tiene, (1era de Corintios.4:7).

Soy un pueblo santo y real sacerdote llamado(a) para anunciar las virtudes de aquel que me llamo de las tinieblas.

Más que apóstol, profeta, evangelista, pastor  y maestro(a) SOY HIJO(A) y esa identidad es más grande que la función que YÁHWEH me  haya dado aquí en la tierra, porque en el cielo no se me llamará por la función que desarrollé aquí, sino por el parentesco, (Romanos.8:15-17). Por encima y a pesar de todas las cosas soy HIJO(A) de YÁHWEH mi Elohim. Gloria al Altísimo!!! ALELUYA!!! ¡¡¡AMEN!!! las a su luz admirable, (1 de Pedro.2:9).